Niños

Para entender el comportamiento de un niño, es fundamental conocer si su nacimiento ha sido prematuro o a término, si surgieron complicaciones en el parto y existió sufrimiento fetal, el desarrollo evolutivo del niño y sus principales episodios vitales, si el niño ha tenido carencia de estímulos sensoriales y/o afectivos (realidad de algunos niños adoptados), su historia médica, las características y dinámica de su familia, el tipo de apego desarrollado con sus padres (principales figuras de referencia), qué ocurre en su guardería o colegio, cómo es su entorno social, etc.

Los principales problemas que presentan los niños, a lo largo de su crecimiento, suelen ser:

Jardín de infancia. Guardería.

  • Niños que pegan o muerden.
  • Ansiedad de separación (cuando se alejan de los padres).
  • Problemas en la retirada del pañal.
  • Primeras rabietas.
  • Miedo a la oscuridad, terrores nocturnos, pesadillas.

Educación infantil (de 3 a 6 años).

  • Problemas de adaptación al ingresar en el colegio.
  • Problemas de conducta (celos, niños rebeldes o desobedientes, que no quieren compartir, que insultan o pegan, que no saben defenderse, que no aceptan límites).
  • Dificultades en la deglución (miedo o asco a comer alimentos sólidos, masticar con dificultad).
  • Enuresis y encopresis.
  • Niños sobre estimulados (con demasiadas actividades y poco descanso).
  • Déficit de atención con o sin hiperactividad.

NOTA: O-PSIgeno Centro de Psicología apuesta por la Atención Temprana, por la prevención y pronta intervención en los niños con trastornos en el desarrollo.

Primaria (de 7 a 12 años).

  • Problemas para seguir el ritmo en la clase. Dificultad en las materias. Bajo rendimiento académico.
  • Dificultades en la socialización con los compañeros.
  • Fobia social (vergüenza para actuar o hacer deporte en público).
  • Bullying o acoso escolar (maltrato por parte de uno o varios compañeros).
  • Depresión, estrés o ansiedad infantil.
  • Falta de seguridad (miedo a ir de campamento, a dormir en casa de amigos).
  • Trastornos en la alimentación y la imagen (obesidad, anorexia). *Cada vez se observa más este tipo de trastornos en niños pequeños.

Inicio de la adolescencia.

  • Malos hábitos de estudio, falta de concentración, ansiedad ante los exámenes, fracaso escolar.
  • Baja autoestima.
  • Conflictos con los padres (aceptar límites, horarios, salidas, tiempo de conexión a internet).
  • Consumo de sustancias. Adicción a las nuevas tecnologías (móvil e internet).
  • Educación afectiva y sexual.
  • Manías, obsesiones y compulsiones.Niños